MI ÚNICA FAMILIA. CINE GRUPO CERO

MI ÚNICA FAMILIA. CINE GRUPO CERO

Es posible que un hombre ame a una mujer sin poseerla. Es posible un desliz sin necesidad de buscar castigo. Es posible incorporar los deseos a la vida de pareja sin escándalos. El cine, como la escritura, crean nuevas maneras de vivir, caminos donde la moral se desdibuja. Aparecen nuevas conversaciones, en una pareja, en unas amigas, en las relaciones profesionales que van haciendo posible la resolución de cualquier situación por inesperada que sea.

Mi única familia es el segundo largometraje de Miguel Oscar Menassa, producido en el año 2008, con guión y dirección por parte del genial poeta. Una película donde participan muchos integrantes del Grupo Cero en la función de actores y actrices, en el equipo producción, como extras, etc. Una obra que por haber sido filmada, por poderla disfrutar gratuitamente en el canal Youtube y Facebook de Grupo Cero Televisión, la volvemos a hacer nuestra, del mundo. Una jugada perfecta que escapa a los estrechos cánones morales que tan mal hacen a la educación sentimental.

Menassa no pierde la oportunidad de mostrarnos su pensamiento en acción. Antes del amor ya estaba la poesía abriendo el camino de la suma, el enriquecimiento de las diferencias. No existe el amor si el otro es una posesión, si es un objeto. El amor es la alegría de ver al otro feliz. Y son felices los personajes que se dibujan en las diferentes escenas, algunas tan oníricas que las vivimos al verlas.

Escenarios encantadores como el velador donde un trío de amantes se interroga por los lazos invisibles que los mantienen, una tarde en la piscina donde el sexo mancha a los hijos aún no nacidos, un árido paisaje del oeste con música de duelo donde se confiesa el desenlace de una ambición que la pareja no podía realizar.

Actuaciones sublimes y llenas de belleza, conversaciones inteligentes e irónicas, tiernas y sensuales, clases magistrales sobre la multiplicidad que aparece en el tablero de las relaciones amorosas, un nuevo significado de la palabra familia. Mi única familia, la verdadera familia que es la que uno elige, la que se conforma con las coordenadas de los deseos, con el trabajo que día a día fabrica la libertad que precisamos para volver a casa, amar esa permanencia. En esta película la infidelidad no se paga con dolor, forma parte del descubrimiento que cada cual hace de las posibilidades de sus deseos, haciendo frente a ellos, pagando por ellos con dinero y no con la vida.

Les recomiendo y les invito a disfrutar de esta excelente película del admirable genio de la poesía Miguel Oscar Menassa, reúne las condiciones de una gran película porque con su existencia transforma la realidad: el deseo es posible porque intervienen otras personas y eso también hace al amor. Disfrútenla.

02/08/2020

Helena Trujillo, poeta y psicoanalista de Grupo Cero

VÉALA EN FACEBOOK:

https://www.facebook.com/watch/?v=749595132474570

VÉALA EN YOUTUBE

× ¿Cómo puedo ayudarte?