PRESENTACIÓN DEL LIBRO LA VIDA Y EL CANTO DE Helena Trujillo Luque

PRESENTACIÓN DEL LIBRO LA VIDA Y EL CANTO DE Helena Trujillo Luque

Comparte en tus redes

PRESENTACIÓN DEL LIBRO LA VIDA Y EL CANTO DE Helena Trujillo Luque

COMPRA EL LIBRO 

https://www.amazon.es/dp/8497552806

Nacida en Benalmádena, Málaga, crece a las orillas de un verso, fortalecido por el mar y abrigado por el calor de la tierra.  

Helena nos muestra en este poemario cómo sus cuencas se han ido llenando de cantos y de vidas, a la par que su profesionalidad ha ido forjándose, desde 1996, al amparo de la Escuela de Poesía y Psicoanálisis Grupo Cero.

Reside en Madrid desde 2014 y, por este paso y otros tantos, ha podido ir construyendo para todos nosotros la Psicoanalista, la Poeta, la Cantante, la Mujer. Plena y exultante, exhibe sus conquistas allá de donde la mirada alcance, pero en este último libro de poesía, describe el camino.

Nada más empezar, surge la incertidumbre “¿Dónde acabaré?” Se pregunta. Y en esta duda, bien amarrada, se zambulle en el poema, para escarbar algunos de sus tesoros y así sorprendernos.

“Vencida por el contraste, /mis pies anfibios se quedaros quietos, /sin saber dónde ir, sin balsa de fuga, /sin padre que se oponga a una hija marinero.”

Mujer y trabajo se revelan como posibles alianzas, aunque la lucha sea constante, incluso con uno mismo: “Te quedarás sola, como costumbre, /en esta jaula sin ideas”.

Puede ser una imagen de 2 personas y personas de pie
Magdalena Salamanca leyendo la presentación del libro La vida y el canto.

Pero, para la poeta, nada es impedimento, “La vida y el canto” renacen en cada esquina del poema, buscando el momento preciso para hacer su aparición: “Quiere callarme, que reine su voz. /No pasará. /Mi boca entrenada en mares de prestigio puede con él.”

Con esta declaración de principios, deja las armas, se abandona al trabajo diario y, a partir de este momento, fabricará palabras para el amor, desde cualquier perspectiva, abrazando la realidad y transformando todo en poema.

Hay paréntesis en la vida, inevitables, pero la vida sigue y sus preguntas trabajan sus poemas para, quizá, en algún momento, obtener alguna respuesta, mientras “Como tejiendo incertidumbres”, las brújulas estiran las interrogaciones y la suerte, nos dice, encontrar la llave.

Durante todo el poemario y, como si se tratase de un hilo conductor, el amor habita sus versos. Amor como misterio que tolera casi todo. Como “Inscritos junto al propio nombre, no confundidos.” Un amor hecho escritura, algo inexplicable, libre de temor, aquél donde muere la intimidad, pero, sin embargo, y a la vez, soporta mil imágenes. Aunque nos dice: “Amar es hablar” y cuando las palabras toman tu voz, me vuelven una mujer que desconozco.

Y en este abrazo inconmensurable, se descubre ante el Maestro, Miguel Oscar Menassa y le dice: “Freud te impactó con precisión, eres su mejor discípulo. / Forjado tu hierro en la poesía, eres una explosión de futuro.”

Y desde allí, desde el futuro, La voz de una cabeza resuena, aturde sus sentidos, y un nuevo amor florece entre sus manos: el tango traerá a su vida el Canto y, desde este momento, creará, desde la ilusión, una fusión perfecta: la alegría se une a la vida en la sorda longitud donde la voz alcanza lo indecible. Múltiples aplausos se amontonan en el balcón donde se asoma a esta nueva pasión.  

Y, entre el amor, el trabajo, el canto, la vida sigue y cumplir años se convierte en un poema para poder seguir viajando, “agarrada a esta máquina de fabricar destinos.” La escritura vuelve como refugio a ser amante compañera para la mujer que, sin pudor, une palabras que cruzan los océanos. Y, como un caballo, sigue avanzando firme, con la crin al viento: “Animal y jinete seguimos unidos.”

Amigos, familiares, maestros, encuentran dedicatorias en la poesía de Helena y en “Los años vuelan” un consejo universal para la mujer: “Pedalea, grita, no eres un palo, /sé una mujer irrepetible.”

Y, de nuevo, el amor, esta vez a la cuidad de la cobija, Madrid, de la cual nos confiesa que tuvo que enamorarse. Conquista constante que Madrid le agradece, que el mundo le agradece. Poeta expansiva, mediática, emprendedora logra un amor con límites ya que “La vida también requiere sus interrupciones”.

MAGDALENA SALAMANCA GALLEGO

Madrid, 27 de Enero de 2023

Latest Posts

ServiciosContacto
× ¿Cómo puedo ayudarte?