Presentación del tercer libro de poesía de Helena Trujillo: Otra vida.

Presentación del tercer libro de poesía de Helena Trujillo: Otra vida.

PRESENTACIÓN DEL LIBRO “OTRA VIDA” DE HELENA TRUJILLO
Por Virginia Valdominos

Escritora de belleza incuestionable, Helena Trujillo ha dado a luz “Otra vida”. Un libro de poemas que despierta a nuestro poeta y anima a escribir, a seguir a la autora, a reflexionar sobre sus lecturas y a alcanzar de su escritura el orden del silencio puntuando el amor.
Caminando por el rastro de sus versos como una reina de la batalla iluminada, Helena se abre paso, entre la nueva generación de creadores discípulos de Miguel Oscar Menassa, mirando al mundo, pero también a su ciudad distante.
Amor que llega a alucinar en algún momento, pero ahora entre amores sociales, que se tocan en sus significaciones, en otro cuerpo, el de otra historia. Demuestra en ese gesto de generosidad poética, produciendo en la penumbra de las cavernas humanas, la depuración, que ha continuado desde su anterior publicación, “Camino de tus labios”, glosa prosódica de la cadencia que se mezcla con su ser mujer trabajadora y que hacen de este ardid, fruta fresca que brota de la página en blanco como denuncia social tocando la realidad de la que la poeta se diferencia y hace el trabajo de cambiar.
Ojos abiertos señalando los rincones del mañana con besos que se repiten, de esperas perennes, públicas en un circo que pasa de lado, pero que la policía advierte como un esqueleto. Matiz agudo de su escritura reflejado en la sencillez adquirida, con los pies a la altura de los pies, aunque a veces su escritura nos lleve a volar. No en vano, ella estuvo en su primer libro “Aprendiendo a volar”, y lo está, al lado del maestro, llevada por el camino del destino en un va y ven que, una vez para ella, otra para la poesía, nacen al borde de cada esquina “porque si encuentras en cada día lo bueno, no será necesario el recuerdo”, les dice a sus lectores más jóvenes.
La poeta entrega con este tercer libro de poesía, un nuevo significante a la existencia puesto que ahora es mínimo dos. Ella y su poeta. Un desdoblamiento de la personalidad exquisito que nos permite conversar desde un lugar imaginario, una realidad presente en este espacio circulatorio para el caminante de otra galaxia. Un espacio de circulación que ha pasado de ser una idea a ser una acción.
Ha puesto en movimiento lo que ya nada puede hacer otra cosa que moverse, un querosén que hace arder el fuego del mundo en la palabra, la bravura del verso hacia la izquierda que nos conecta como seres humanos.
Porque no falta el deseo, dibuja caligramas al peso para celebrar que estamos vivos, sobre una tierra mojada sin violencia, fabricando un nuevo mañana, pasando de un amor sin palabras a la mujer que escribe este poemario.
Esa mujer es Helena Trujillo, y no su imagen, bien acompañada de poetas que cuidan de ella: Sor Juana Inés, Alfonsina, Rosalía, Carilda, Bajarlía, Desnos, Dámaso, Portogalo, Bukowsky, Alberti, Aragon. No se ha hecho a sí misma, es producto de sus producciones que es una cosa bien distinta, porque la diferencia hay que construirla. Y ella, está construyendo su diferencia, existencial y material, en esta tregua venidera que ella presiente, anticipa, mostrando que es Menassiano su pensamiento, producto efecto de la grupalidad. Y en su amistad se deja llevar, ha aprendido a volar, recuerden, y ya no son sus labios sino sus manos las que hablan. Es trasmutada por la brisa, se ha visto a si misma desde otro planeta, y prefiere la Tierra. Estar entre humanos, celebrar estar viva y se ha dado por vencida en la lucha indemne. Ahora se posiciona. Yo estoy aquí, dice. ¿Dónde están los demás? Se mira a sí misma en el escenario de la vida y también hay momentos de pérdida, de desolación de la quimera, frente a la falta de rumbo del mundo. Pero se encuentra con el saber, el trabajo y el deseo, que siempre vencen, cantando a su ciudad morena, llena de copos pescadores, como un oasis, al que vuelve de cuando en cuando para llenarse de su frescor.
Otra vida es posible, nos dice la poeta, sin parangones, sin comparaciones, una nueva luz que viene con ella, en la alegría de estar vivos y escribir. Su voz aclama a la libertad de otra realidad. Y eso la coloca al filo del amor, ese que no se puede poseer, voz de voces límpida y serena que deshoja personalidades hasta dejarnos completamente en cueros.
Recomiendo la lectura de este tercer poemario de Helena Trujillo “Otra vida”, y seguir el recorrido de esta poeta en sus próximos pasos por el maravilloso tesoro de los versos.
Felicidades querida Helena.

Celebro también mis 43 años en compañía de amigos y poetas del Grupo Cero, encabezados por Miguel Oscar Menassa.

Poema a mis 43 años

 
He escapado por las calles a comprar panes y peces,
he subido en bicicleta al piso doce.
Pedí indulgencia al juez por ser tan pura,
no como el azafrán, tan castellano,
no como perla del sur, tan andaluza.
Un cóctel embutido en el vivir,
una pasión de calendario recopilando citas.
La radiación me fue calmando y abrazada a la palabra
publiqué mi tercer libro: Otra vida.
Azul, con la mirada de mis veinte años,
nadé con mi corazón anfibio
hacia este techo transparente en mi cabeza.
Con la agonía en los zapatos, atravesé el dintel,
llamaron a la puerta los candiles,
fuego de invierno denunciando una cifra.
¡Va a estallar el 2020! ¡Son demasiados en el piso!
Los vecinos sacan las bocinas, llaman a los periodistas.
¡Ha jubilado los 42 y adopta otro!
Nuevo e impecable con su brillo de 3
trepa las excavadoras de la plaza para saludar.
De su escondite ridículo sale la novedad,
se cuela un cobrador que recauda algún impuesto.
Adiós mis cuarentaidoscitos, habéis sido tan buenos,
la máscara ha servido de lienzo para estos colores.
Asomada al balcón del 2+1, descubro el nuevo precipicio,
más altura de letras, el peligro está jugado.
Convidada a este siglo del sexo supersónico y puentes infinitos,
vivo acompañada de poetas que cantan su juventud perenne,
en nuestro café Voltaire, Teatrillo Grupo Cero,
tallando piedras preciosas en nuestro corazón de niño.
Estamos unidos por este deseo de permanencia.
 
 
Helena Trujillo
29-12-2020

Latest Posts

ServiciosContacto
× ¿Cómo puedo ayudarte?